Endoscopia de vías digestivas altas.
Diagnóstica y terapeútica


¿Qué es la endoscopia superior (alta) o esófago-gastro-duodenoscopia?

La endoscopia superior permite al médico examinar la mucosa de la parte superior del tracto gastrointestinal, que incluye el esófago, el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado).
El médico utiliza un tubo delgado y flexible con lente y fuente de luz propias, llamado endoscopio y visualiza imágenes en un monitor de TV.
Es posible que su médico y otros miembros del personal médico se refieran a la endoscopia superior como endoscopia GI superior, esofagogastroduodenoscopia (EGD) o panendoscopia.

¿Por qué se realiza la endoscopia superior?
La endoscopia superior ayuda al médico a evaluar los síntomas como el dolor abdominal, náuseas, vómitos o dificultad para deglutir que aparecen en forma persistente.
Es el mejor examen para encontrar la causa del sangrado del tracto gastrointestinal superior.


También es más preciso que los estudios radiológicos para diagnosticar inflamación, úlceras y tumores del esófago, el estómago y el duodeno. Durante la endoscopia superior el médico puede tomar biopsias (pequeñas muestras de los tejidos).
Las biopsias ayudan al médico a distinguir entre lesiones benignas o malignas (cancerosos).
Recuerde: las biopsias se obtienen por numerosas razones, y es posible que su médico las tome aunque no tenga ninguna sospecha de la presencia de cáncer.
Por ejemplo, podría utilizarlas para descartar la presencia del Helicobacter pylori, que es la bacteria que provoca las úlceras.
El médico también puede utilizar la endoscopia superior para realizar estudios citológicos (estudio de las células), para lo cual introduce un pequeño cepillo y recoge células con fines de análisis.
La endoscopia superior también se utiliza para tratar condiciones del tracto gastrointestinal superior.
El médico puede, a través del endoscopio, pasar instrumentos para tratar directamente numerosas anormalidades con poca o ninguna molestia para el paciente.
Por ejemplo, puede dilatar o ensanchar una zona que se ha estrechado, extraer pólipos (crecimientos generalmente benignos) o tratar el sangramiento de una úlcera.

¿Cómo debo prepararme para el procedimiento?
El examen adecuado y seguro se logra con el estómago vacío.
Por lo tanto, usted no debe comer o beber nada, ni siquiera agua, durante al menos seis horas antes del examen.
Su médico le indicará cuándo comenzar el ayuno. Avise a su médico con anticipación de los medicamento que esté tomando; es posible que deba ajustarse la dosis habitual debido al examen. También informe al médico sobre toda alergia a los medicamentos y sobre condiciones médicas como enfermedades cardíacas o pulmonares.

¿Qué puedo esperar durante la endoscopia superior?
Es muy probable que el médico comience por aplicarle un anestésico local en la garganta en forma de aerosol, también es probable que se le administre un sedante endovenoso para ayudarlo a relajarse. Durante el procedimiento usted estará acostado sobre el lado izquierdo y el médico le insertará el endoscopio a través de la boca, hasta llegar al interior del esófago, el estómago y el duodeno.
El instrumento no interfiere con la respiración y la mayoría de los pacientes consideran que sólo provoca una ligera incomodidad; muchos de ellos se quedan dormidos durante el transcurso del estudio.

¿Qué sucede después de la endoscopia superior?
Usted será vigilado hasta que la sedación haya desaparecido.
Tal vez sienta alguna molestia en la garganta y también es posible que tenga sensación de hinchazón del abdomen, debido al aire introducido durante el examen. A menos que se le indique lo contrario, usted podrá comer una vez que se retirarse del consultorio.
Por lo general, el médico puede informarle de los resultados del procedimiento ese mismo día. Sin embargo, los resultados de algunas pruebas se demoran varios días. Si usted recibió sedantes, no se le permitirá conducir después del procedimiento, Debe planificar que alguna persona lo acompañe a su casa, ya que los sedantes pueden afectar su criterio y sus reflejos por el resto del día.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la endoscopia superior?
Si bien pueden ocurrir complicaciones, éstas rara vez suceden (la prevalencia de complicaciones serias de de 1 por 10,000 exámenes)cuando el examen es realizado por médicos especialistas capacitados y con experiencia.
En el sitio donde se haya practicado una biopsia o se haya extirpado un pólipo puede producirse mínimo sangrado, que se detiene espontáneamente.
Otros riesgos potenciales son la reacciones al sedante utilizado, las complicaciones derivadas de enfermedades cardíacas o pulmonares y la perforación (un desgarro en la pared del tracto intestinal superior). Es importante reconocer las señales tempranas de posibles complicaciones.
Si después del examen usted tiene fiebre, dificultad para tragar o dolor en la garganta, el pecho o el abdomen, informe a su médico de inmediato.

Endoscopia de vías digestivas bajas

¿Qué preparación es requerida?

El colon y el recto deben estar completamente limpios de heces, para que el procedimiento se pueda realizar.
En general la preparación a realizarse el día antes del examen,consiste en la ingestión de una solución especial de limpieza y agua y una dieta a base de líquidos claros.
Su médico le dará las instrucciones exactas y precisas que debe seguir para la limpieza de su colon y el recto.
Estas instrucciones deben cumplirse estrictamente, pues una mala preparación haría que la realización de la Colonoscopia no sea segura y habría que establecer una nueva cita. Si usted no puede cumplir la preparación, por favor llamar a su médico.
La mayoría de los medicamentos pueden continuar tomándose en forma habitual. Debe consultarse con su médico gastroenterólogo, antes de realizarse el examen, especialmente cuando se use medicamentos como la aspirina, anti-inflamatorios no esteroideos, medicamentos anti-coagulantes y la insulina. Si usted ha necesitado tomar antibióticos antes de la realización de cualquier procedimiento dental, es importante que esto se lo comunique a su médico, ya que es posible que usted requiera tomar antibiótico antes de la colonoscopia.

¿Qué se puede sentir durante la Colonoscopia?
En general el procedimiento se tolera muy bien, y raramente causa dolor de fuerte intensidad.
Frecuentemente el paciente tiene una sensación en su abdomen de opresión, gases, flatulencia o dolor cólico durante el examen.
El gastroenterólogo le administrará medicamentos en forma endovenosa para que usted esté relajado y tolere mejor las molestias que puedan experimentar durante la colonoscopia.
Usted estará acostado sobre su lado izquierdo o sobre su espalda mientras el colonoscopio (instrumento para realizar la colonoscopia) se introduce a lo largo del colon. La mucosa del recto y el colon es examinada cuidadosamente durante la introducción y extracción del colonoscopio. En general el examen dura entre 30 a 40 minutos. En raras ocasiones el colon no puede examinarse en toda su extensión y el gastroenterólogo le pudiera ordenar que se realice estudio complementario radiológico de colon por enema.

¿Qué se haría si se evidencia alguna anormalidad durante la colonoscopia?
Si el gastroenterólogo ve un área de la mucosa que requiere evaluación más detallada, se tomarán biopsias y se enviarán para estudio microscópico.
Estas biopsias se realizan mediante la introducción, a través del colonoscopio, de una pinza para la toma de muestras.
En general los pólipos del colon se resecan (extirpan ) o extraen mediante la utilización de la pinza para biopsias o utilizando un asa de alambre que se conoce con el nombre de polipotomo. El procedimiento de resecar o extraer pólipos se conoce con el nombre de polipectomía transendoscópica. A veces se requiere más de un examen de colonoscopia para poder resecar todos los pólipos del colon, ya sea porque son numerosos o muy grandes.
Si durante la Colonoscopia se identifica un sitio de la mucosa que esté sangrando, la hemorragia se puede controlar inyectando ciertas sustancias o mediante la coagulación eléctrica o con gas del sitio sangrante.
El tomar biopsias del colon no significa que haya sospecha de cáncer. La resección de los pólipos es un procedimiento muy importante para prevenir el cáncer colorectal.

¿Qué pasa después de la colonoscopia?
En su próxima visita el gastroenterólogo le explicará los resultados del examen.
Después del examen usted pudiera sentir sensación de llenura, gases, discreto dolor tipo cólico como resultado del aire que se ha insuflado en el colon durante el examen.
Estos síntomas rápidamente alivian o desaparecen con la expulsión de gases por el recto.
Usted podrá comer normalmente el mismo día del examen. Al día siguiente podrá manejar, ya que los sedantes que se le han suministrado durante el examen disminuirán sus reflejos para conducir automóviles.
Usted necesitará a alguien que lo acompañe a su casa después del examen.
Pudiera ser que usted no recuerde lo que el médico le dijo acerca del examen o de instrucciones a seguir;
en estas circunstancias usted deberá llamar el médico el mismo día o al día siguientes para ser informado.

¿Qué complicaciones pueden ocurrir?
La colonoscopia y la toma de biopsias del colon son exámenes seguros cuando son realizados por médicos especialistas con suficiente entrenamiento y experiencia.
Las complicaciones son raras, pero si embargo pueden ocurrir, tales como sangre del sitio de donde se tomaron las biopsias o del sitio de la polipectomía, o una perforación de la pared del colon.
Si la perforación del colon ocurre, es muy probable que usted requiera una operación para reparar la ruptura de la pared del intestino.
Las transfusiones de sangre raramente son necesarias.
Pueden ocurrir reacciones al sedante; la irritación de la vena a través de la cual se administraron los medicamentos es frecuente.
Es muy importante que usted llame a su médico si tiene síntomas como dolor abdominal fuerte, fiebre, escalofríos o sangramiento a través del recto. La hemorragia rectal puede ocurrir hasta muchos días después de la polipectomía.

Nota:
Esta información no debe sustituir la conversación con su médico del porqué usted necesita una colonoscopia y de la alternativa de otros exámenes. Si tiene preguntas o dudas acerca del examen o posterior al mismo, debe conversar con su médico tratante.

pH-metria esofágica ambulatoria de 24 horas

¿Que es la pH metria esofágica ambulatoria?
Es una estudio diagnóstico que sirve para cuantificar (medir) el ácido que se regresa del estomago hacia el esófago (reflujo ácido), mediante la colocación en el esofago de una sonda o catéter muy delgada con uno o varios sensores en su porcion final; que esta conectada a un registrador portatil de pequeño tamaño (parecido a un beeper o teléfono celular).

¿Que preparación requiere?
• Ayunas: Debe evitarse el consumo de alimentos sólidos y líquidos durante 6 horas antes del exámen (el tiempo mínimo son 6 horas).
Durante este tiempo tampoco se permite fumar.
• Fármacos: existen algunos fármacos que modifican la acidez del jugo gástrico, y por lo tanto pueden alterar los resultados de esta prueba; si está tomando fármacos es conveniente que se lo indique a su médico.

¿Como se realiza la pH metria?
Antes de comenzar la exploración, el medico que la va a realizar le explicará en que consiste y que es lo que debe de hacer para tener las mínimas molestias durante la colocación de la sonda, y para obtener los resultados que se esperan de esta exploración.
Se puede utilizar un anestésico local (tópico)para evitar molestias en la nariz o en la garganta durante la introducción dee la sonda.
1. Colocación de la sonda
Inicialmente se coloca una sonda fina, generalmente a través de la nariz, hasta el estomago.
Esta es la unica maniobra que, en algunas personas, puede resultar molesta, por producir estornudos (al pasar la sonda por la nariz) o nauseas (al pasar por la garganta).
NO es una prueba dolorosa
En algunos casos en los que la colocación de la sonda sea difícil, puede ser necesario utilizar un control radiológico o ayuda mediante endoscopia.
2. Exploración
La sonda se deja colocada en la porción inferior del estomago, y se conecta a un registrador portátil, donde queda grabado el pH (el grado de acidez) esofágico durante el tiempo que dura el estudio.
El objetivo del estudio es medir el acido, saber en que momentos del día se produce mayor reflujo acido, y correlacionar los síntomas con la existencia de reflujo (es decir, saber si los síntomas se producen cuando hay exceso de acido esofágico).
Estos datos servirán para ajustar con precisicion el tratamiento farmacológico o para indicar un tratamiento quirúrgico Para conseguir resultados fiables, usted debe seguir algunas indicaciones, como indicar cuando come, cuando se acuesta , cuando tiene molestias o cuando toma medicacion etc...La forma de indicar estos eventos depende del sistema registrador, y se le indicara cuando se le coloque la sonda.
En principio, y salvo que se indique lo contrario, es conveniente que realice vida normal durante el tiempo que dura la exploración, para poder evaluar con la mayor precisión posible lo que ocurre en su actividad diaria habitual.
Durante la exploración puede sentir la sensación de un cuerpo extraño en garganta. Estas molestias son leves y disminuyen con el tiempo.

DESPUES DE LA EXPLORACION
La sonda se extrae transcurridas las 24 horas, y se analizan los resultados obtenidos con el registrador portatil.
No es necesario que acuda en ayunas para extraerla.
Se pueden notar ligeras molestias en la garganta después de la exploracion leves y que desaparecen en poco tiempo.
Esta prueba no tiene complicaciones importantes, ni durante ni tras la exploracion.

Dilataciónes esofágicas

La estenosis esofágica es la estrechez en la luz o calibre del esófago, la cual tiene diferentes causas.
La mayoría de las estenosis se presentan como complicación de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.
Otras etiologías incluyen los anillos esofágicos y las membranas esofágicas, la estenosis secundaria a la ingestión de cáusticos, la estenosis posquirúrgica, posradioterapia y aquellas que se deben a obstrucción maligna o neoplásica (tumores).
La dilatación esofágica es un procedimiento que consiste en introducir a través de la luz del esófago, accesorios fabricados en distintos materiales y formas como parte del tratamiento de estenosis funcionales o anatómicas de diversas etiologías.
La tasa de respuesta (mejoría posterior) varía entre 70 y 80% de los casos. Por lo general, se necesita más de una sesión de dilatación para obtener estos resultados. La dilatación esofágica es un procedimiento cuya técnica depende de la experiencia de cada endoscopista. Antes de una sesión de dilatación, el paciente debe tener un ayuno de por lo menos 6-8 hr. Se utiliza anestesia t ópica y la sedación es opcional aunque es de gran ayuda.

Hoy disponemos de varios tipos de dilatadores diseñados y construidos en diversos materiales:
1. Mercuriales (Hurst, Maloney)
2. Metálicos: (Eder-Puestow)
3. Termoplásticos y puntiagudos (Savary-Guilliard )
4. Balones (Hidrostáticos, Neumáticos)
La tasa global de complicaciones es de 0,3% por procedimiento aproximadamente.
La causa de la estenosis, el tipo de bujía y la experiencia del endoscopista son factores que pueden incidir en el porcentaje de complicaciones. Las principales complicaciones de la dilatación son la perforación, hemorragia, broncoaspiración, dolor torácico, bacteriemia.

Gastrostomias Endoscopicas

¿QUE ES LA GASTROSTOMIA ENDOSCOPICA?
La gastrostomìa es una técnica que proporciona un fácil acceso a la cavidad gástrica con fines de descompresión o de alimentación.
A pesar de la facilidad tècnica para su ejecución, se presentan múltiples complicaciones a corto plazo informandose tasas entre 2% y 75% .
La indicación para esta técnica es: proveer un fácil acceso para el soporte nutricional en personas con alteraciones de la deglutaciòn, en las cuales la vía oral no se permite a la alimentación por sondas naso gástricas o nasoenterales no es segura o satisfactoria; pacientes con enfermedades neurológicas crónicas,neoplasias de cabeza o cuello y trauma cervical son los candidatos mas comunes.
Las contraindicaciones para este procedimiento son:ascitis,obesidad extrema,transtornos de la coagulación, compromiso severo de la función inmune , obstrucción pilórica o duodenal y cicatrices extensas de la pared abdominal .
Las complicaciones informadas fluctùan entre el 0% al 6%, e incluyen: celulitis del sitio de inserción, abscesos de la pared, escapes del contenido gástrico y sangrado. Después de las dos semanas, el desalojo de los catéteres es fácilmente solucionado con su reintroducción percutanea.
La gastrostomia endoscopica percutanea es una alternativa sencilla en su realización, con baja incidencia de complicaciones, con costos económicos sustancialmente inferiores a los métodos quirúrgicos, que suministran un acceso fácil para el soporte nutricional a lago plazo de pacientes gravemente enfermos.

Polipectomia endoscopica

¿Que es la Polipectomia endoscopica?
Es un procedimiento que busca extirpar pólipos desde el interior del revestimiento interno del tubo digestivo.
Un pólipo es una masa de tejido que se proyecta hacia el interior del colon o del estómago (como una verruga sobre la piel).
Éstos con el correr de los años, tienen el riesgo potencial de convertirse en cáncer.

¿Cómo se realiza el examen?
Le será solicitado su consentimiento por escrito previo a la realización del examen.
Según la vía de acceso, se abordará mediante endoscopía alta, enteroscopía o colonoscopía.
Cualquiera sea el acceso se realizará previa sedación según cada caso.
En general la extirpación del pólipo es mediante la utilización de una asa de termocoagulación de polipectomía.

¿Cuándo se indica?
Los pólipos del tubo digestivo se extirpan con frecuencia, ya que pueden causar síntomas y complicaciones significativas para el paciente tales como anemia, hemorragia, obstrucción intestinal, transformación en cáncer, entre otras.
Su médico tendrá en cuenta sus factores de riesgo personales y antecedentes familiares de cáncer digestivo (sobre todo estómago y colon).
En ocasiones, puede aparecer el llamado síndrome post-polipectomía, que no es grave y suele remitir espontáneamente.
Sus síntomas son dolor en el sitio de la polipectomía, signos peritoneales y fiebre.

Balón Gastrico para la obesidad

Un tratamiento no quirúrgico para la obesidad
BIB System
Balòn Intragàstrico BioEnterics (BIB)
Tratamiento de la obesidad


Tal vez sepa por experiencia que las dietas no supervisadas para la perdida de peso son un proceso muy dificultoso en años recientes, ser y mantenerse delgado mereció gran atención de parte de los médicos de difusión.
Millones de personas en todo el mundo tratan de bajar y controlar su peso con diferentes grados de éxito.


La gordura u obesidad no es saludable.Puede causar problemas físicos y enfermedades tales como enfermedades cardiacas, vasculares y diabetes.
Además, puede tener importantes consecuencias psicológicas, como imagen personal negativa.
Con el desarrollo del balón intragastrico BioEnterics(sistema BIB)llega un dispositivo para la perdida de peso que, junto con una dieta controlada y un programa para la modificación del comportamiento,puede ayudarlo(a) a obtener los beneficios estéticos y de salud asociados con la perdida de peso.

¿Qué es el sistema BIB?
El sistema BIB consiste de un balón suave y expandible, el tubo de colocación y un sistema de carga para que el médico pueda insertar y remover el dispositivo para perdida de peso.
Una vez insertado en el estomago, el balón desinflamado se llena con una solución salina esteril.Una vez lleno, el balón es demasiado grande para pasar a los intestinos y flotará libremente dentro del estomago.

El sistema BIB esta diseñado para facilitar el cumplimiento de una dieta supervisada y un programa de modificación del comportamiento.
El balón llena parcialmente el estomago y los pacientes tiene la sensación de estar “llenos”.

¿Cómo se coloca el sistema de balón BIB en el estómago?
El balón se introduce en el estomago a través de la boca, sin necesidad de cirugía.El médico realiza un examen inicial de estomago, utilizando una cámara esdoscopica, si no observa ninguna anormalidad, procede a la colocación del balón a través de la boa y el esófago, hasta llegar al estomago.
El balón esta hecho de un material suave y flexible de silicona elastòmera y se inserta en su formato más pequeño, desinflado.
El proceso de tragarlo se facilita con la ayuda anestésicos aplicados tópicamente para insensibilizar la garganta.
Tambien se emplean medicamentos para la relajación muscular.
Una vez el balón esta dentro del estomago, se llena inmediatamente con la solución salina estéril a través de un pequeño tubo (catéter) sujeto al balón. Una vez lleno, el médico quita el catéter tirando suavemente del extremo externo.
El balón tiene una válvula de cierre automático y a esta altura del procedimiento,el balón flota libremente en el estomago.
El tiempo que demora la colocación de BIB varia, pero habitualmente es entre 20 y 30 minutos.El médico controlará que el dispositivo este bien colocado y, luego, se le permitirá regresar a su casa.

¿Quien puede usar el sistema BIB?
El sistema BIB tiene por finalidad ayudar a perder peso a las personas que estén por lo menos un 40% por encima de su peso ideal (según lo definen las tablas de peso y estructura del cuerpo de 1983 publicadas por Metropolitan Life Insurance), y que no hayan conseguido perder peso de manera prolongada con otros programas.
El sistema BIB puede ser particularmente útil para la gente considerada demasiado obesa o con otros riesgos mayores para intervenciones quirúrgicas serias.El uso del sistema BIB para perder peso antes de un procedimiento quirúrgico puede reducir los riesgos asociados con operaciones en pacientes obesos.

¿Por cuánto tiempo se utiliza el sistema del balón BIB?
El balón puede usarse durante seis meses.No se recomienda el uso del sistema por periodos más prolongados.Con el tiempo, el contenido acidito del estomago debilitará al material del balón y hará que se desinfle.Si su médico recomendará el uso del balón durante más de 6 meses, será necesario reemplazar al balón con uno nuevo al completarse el intervalo de seis meses.
Mientras utilice el balón, su médico puede prescribir medicamentos para reducir el acido estomacal (esto puede reducir la posibilidad de irritación estomacal y daños al balón).

¿Qué ocurre si el sistema del balón BIB se desinfla espontáneamente?
Si el balón se desinflará antes del momento programado para su remoción, es posible que usted lo note o no.
Su médico puede colocar una tintura dentro del balón para ayudarlo(a) a percibir el desinflamamiento prematuro del balón mediante un cambio en el color de la orina.
El balón es suficientemente pequeño como para que pase por los intestinos y salga del cuerpo naturalmente,pero ha habido algunos casos en los que tuvo que ser quitado de los intestinos quirúrgicamente.
Si usted sospecha que el balón se ha desinflado,debe notificar a su médico inmediatamente.

¿Cómo se quita el sistema del balón BIB?
El balón se quita normalmente de la misma manera en que fue colocado, a través del esófago y la boca.Antes de quitarlo, se le administrará un relajante muscular y se aplicará un anestésico tópicamente para insensibilizar la garganta.
Con el uso e una cámara endoscopica, el médico introducirá un catéter por la boca hasta el estomago.
El balón será perforado y desinflado.Una vez desinflado, el balón puede agarrarse y quitarse.

¿Cuánto peso perderé con el sistema BIB?
Es importante comprender que el sistema BIB es un dispositivo para ayudar a perder peso y debe usarse junto con una dieta indicada y un programa de modificación del comportamiento.
Por lo tanto, la perdida de peso dependerá de la observación estricta de la dieta.
El mantenimiento de la perdida de peso dependerá de la completa adopción de los cambios sugeridos en el estilo de vida, relacionados con la alimentación y realización de ejercicios.

¿Volveré a ganar peso después de la extracción del sistema del balón BIB?
Debido a que el balón crea una sensación de estomago “lleno”,sirve de ayuda para perder peso y para observar una dieta controlada.
Usted tendrá mayores posibilidades de mantener la perdida de peso después de la extracción del balón, si mantiene y mejora los cambios en su dieta y en su comportamiento,introducidos durante el uso del balón.

¿Qué efectos desagradables pueden sentirse con el sistema BIB?
Es muy probable que la presencia del balón en el estómago produzca nauseas o vómitos durante algunos días después de su colocación.
Su medico puede prescribir medicamentos para aliviar estos efectos potenciales.
Existe la posibilidad que usted pierda poco peso o no pierda peso en absoluto mientras usa el balòn.
Por supuesto, tal como se indicó anteriormente, su observación de la dieta recomendada y los cambios de comportamiento son factores esenciales para el resultado.
También existe la posibilidad de que produzca una perdida de peso incontrolable y perjudicial para la salud.
No olvide de hablar con su medico acerca de esta posibilidad.

¿Hay riesgos con el uso del sistema BIB?
Como con todos los procedimientos médicos, existe el riesgo de reacciones imprevistas, desconocidas y adversas a los medicamentos utilizados y a la clase de procedimientos implicados.Esto puede variar según las personas.

Tratamiento Integral de enfermedades hemorroidales

• Cirugía de Hemorroides con mínimo dolor.
• Manejo integral de la patología anorectal
• Círugia laparoscópica de colon y recto
• Cirugía de preservación y salvamento de esfínteres en cáncer
• Cáncer de recto y colon , manejo multidisciplinario
• Cirugía reconstructiva anorectal

Tratamientoto integral de la enfermdad hemorroidal:
Manejo medico, ligadura con bandas en consultorio, cirugía con mimimo dolor, técnica de sutura mecnica o PPH

Procedimientos Endoscópicos bajo sedación


La anestesia en la unidad de endoscopia es de gran importancia pues tiene como en objetivo disminuir el miedo y la ansiedad en algunos pacientes , se obtiene cooperación , inmovilización necesaria, se induce somnolencia y amnesia , sin olvidar algo muy importante se reduce el malestar y el dolor.
Años atrás los médicos gastroenterólogos se encargaban de sedar los pacientes en vista de que se convirtió en un acto que solo debe ser realizado por un medico especialista en anestesia o anestesiólogo a demás que son dos procesos totalmente diferentes convirtiéndose para el gastroenterólogo en una ayuda inicialmente por que el paciente no va a sentir dolor y el especialista puede hacer el examen con la calidad necesaria para un diagnostico adecuado.
Actualmente es un proceso que se realiza en las salas de endoscopia llevando un protocolo para aplicar sedaciòn al paciente.
El paciente debe ser valorado previamente por el anestesiólogo en donde se informara patologías, alergias, experiencias con anestésicos, medicamentos de uso actual ,historia de apnea ,hipoventilación o ronquidos
Los pacientes mayores de edad (70 años y con coomorbilidades) preferiblemente deben ser valorados en un hospital o clínica de tercer nivel Para la realización de estos procedimientos .
Luego se realiza un examen físico donde se revisan signos vitales, auscultación cardiopulmonar , morfología de la vía aérea :
hipertrofia de amígdalas ,úvula ,micrognatia ,dientes ausentes, macroglosia , movilidad del cuello, apertura oral, etc.
El paciente debe estar en ayuno tanto para la endoscopia como para la sedaciòn de 8 horas sólidos y 4 para líquidos claros Se le hace firmar un consentimiento informado el cual se le explica al paciente la técnica anestésica, las opciones y posibles riesgos , dar espacio para aclarar dudas.
El equipo que se debe utilizar debe ser necesario para el manejo adecuado de la vía aérea y para resucitación ( succión, oxigeno: circuitos respiratorios , ambu mascara faciales ,laringoscopios ,tubos oro traqueales ,cánulas oro faríngeas, y mascaras laringes, fármacos como anestésicos analgésicos , de reanimación, monitores como electrocardiografía continua, presión arterial indirecta y saturación de pulso , desfibrilador
El auxiliar de enfermería colabora con el anestesiólogo a monitorizar, canalizar vena con todas las técnicas. y debe tener conocimiento de medicamentos manejos de equipos, proporcionar lo necesario .
Durante el procedimiento es de gran importacia pues colavora co la monitoria del paciente

Terapias no farmacológicas de los trastornos digestivos

Desde la antigüedad en diversas culturas humanas , el tratamiento de múltiples desordenes del sistema digestivo ha tenido como base la utilización de productos naturales como el agua, el calor, las plantas, la dieta, el ejercicio, etc .
Con el desarrollo del conocimiento y la ciencia, el hombre ha empleado nuevas formas de tratar las enfermedades.
La utilización de la energía, el magnetismo, la vibración, el los colores, el sonido hacen parte del amplio arsenal de la medicina.
Con el desarrollo de la química, se han identificado numerosos compuestos con actividad farmacológica y se ha desarrollado la capacidad de crear o sintetizar moléculas en el laboratorio.
Infortunadamente, esto ha conducido a que la mayor proporción de los tratamientos de la medicina moderna se fundamenten en el uso de medicamentos de síntesis con el desarrollo de efectos indeseables, colaterales o de verdadera toxicidad.
Las terapias no farmacológicas también conocidas como terapias naturales, hacen parte de la medicina complementaria, que buscar el manejo integral de las personas y de sus dolencias o enfermedades con modalidades diferentes ( y de reconocida efectividad y sin toxicidad ) a los medicamentos de síntesis química.
Estas formas de tratamiento en manos de médicos calificados son de amplia y reconocida utilidad en todo el mundo.

Consulta especializada en Gastroenterologia y Hepatología

Hepatitis
La hepatitis es la inflamación del hígado. La hepatitis puede comenzar y resolverse rápidamente (hepatitis aguda) o puede causar una enfermedad prolongada (hepatitis crónica), la cual en algunos casos pude producir un daño hepático progresivo, llevando a cirrosis (daño y destrucción e la arquitectura del hígado), insuficiencia hepática o incluso cáncer del hígado.

La enfermedad puede ser causada por:
• Infecciones de parásitos, bacterias o virus (como los virus de la hepatitis A, B, C, D, E)
• Alcohol
• Drogas (paracetamol o acetaominofen, etc) o tóxicos hepáticos.
• Células inmunitarias en el cuerpo que atacan el hígado y causan hepatitis (Hepatitis autoinmune, cirrosis biliar primaria, etc.)
• Enfermedades hereditarias metabólicas (Enfermedad de Wilson, Hemocromatosis, deficiencia de alfa 1 antitripsina, etc.)
Otros medicamentos que pueden causar daño al hígado abarcan metildopa (utilizado comúnmente para la hipertensión arterial), isoniazida para la tuberculosis , medicamentos anticonvulsivos (como valproato y fenitoína), clorpromazina, amiodarona (para el ritmo cardíaco irregular) y ciertos antibióticos (incluyendo trimetoprima con sulfametoxazol y eritromicina).
La severidad de la hepatitis depende de muchos factores, incluyendo la causa del daño hepático y cualquier enfermedad subyacente que usted tenga.
La hepatitis A, por ejemplo, generalmente es de corta duración y no conduce a problemas hepáticos crónicos.
Los factores de riesgo más frecuentes que pueden favorecer la aparición de una hepatitis aguda o crónica incluyen:
• Uso de drogas intravenosas
• Sobredosis de paracetamol:
la dosis necesaria para causar daño está cerca de la dosis efectiva, de manera que tenga cuidado de tomarlo de acuerdo con las instrucciones
• Involucrarse en comportamientos sexuales de riesgo, como tener compañeros sexuales múltiples (promiscuidad sexual) y relaciones sexuales sin protección (preservativo)
• Vivir en sitios de encierro (cárceles, asilos de ancianos, centros de rehabilitación, etc)
• Tener un miembro de la familia que recientemente tuvo hepatitis A o un conviviente con hepatitis B • Consumir o abusar del alcohol
• Ser un receptor de un trasplante de órgano antes de 1992
• Tener VIH o SIDA
• Haber recibido una transfusión de sangre antes de 1992 (el examen de sangre para la hepatitis C no estaba disponible)
• Ser un recién nacido de una madre con hepatitis B o C (puede transmitirse durante el parto)
• Ser trabajador de la salud, debido al contacto con sangre
• Hacerse un tatuaje, piercing o acupuntura con elementos que no estén adecuadamente esterilizados o procesados en forma higiénica
Los síntomas de la hepatitis son inespecíficos. Muchas personas con hepatitis crónicas B, C, autoinmunes, etc. no tienen síntomas.
Cuando se presentan síntomas, estos pueden incluir:
• Dolor o distensión abdominal
• Orina oscura y deposiciones de color arcilla o pálidas
• Fatiga crónica
• Prurito (rasquiña) generalizado
• Ictericia (coloración amarillenta de piel y ojos)
• Inapetencia
• Fiebre baja
• Náuseas y vómitos
• Pérdida de peso
Si usted tiene algún factor de riesgo para cualquier tipo de hepatitis, le deben hacer exámenes periódicamente.
Un examen físico puede mostrar una coloración amarillenta de la piel, agrandamiento y sensibilidad del hígado o acumulación de líquido en el abdomen (ascitis).
El médico discutirá con usted los posibles tratamientos, dependiendo de la causa de la enfermedad hepática o de la hepatitis.

Consulta especializada de Coloproctologia

La coloproctología es una subespecialidad de la cirugía que se encarga del tratamiento medico y/o quirúrgico de las enfermedades del colon, recto y ano. También se le conoce como Cirugía Colorrectal o Proctología.
Se realiza consulta , procesos diagnosticos a traves de estudos colonosocopicos y manejo integral del cancer colorectal con un enfoque multidisciplinario (gastroentrologia, onocologia, radioterapia)

Organización de juntas de decisiones para manejo de pacientes

Ocasionalmente las enfermedades digestivas pueden cursar en formas atípicas en su presentación, o de hecho ser entidades que se presentan rara vez y que para su manejo pueden requerir conductas quirúrgicas complejas tratamientos no establecidos etc, por lo cual puede ser necesario una labor de consenso entre opiniones de expertos.
Estamos en capacidad de ofrecer para estos casos la elaboración de un concepto por consenso emanado de una junta de expertos ya sea por solicitud de una entidad prestadora de servicios, una entidad de medicina prepagada o por petición personal de un paciente.


Utilidad del Fibroscan ® para evaluar la fibrosis hepática

Utility of Fibroscan ® in the evaluation of liver fibrosis

José A. Carrión a, 

a Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), CIBER de enfermedades hepáticas y digestivas (CIBERehd), Hospital Clínic, Barcelona, España

Palabras Clave

Elastografía. Fibroscan. No invasivo. Fibrosis hepática.

Keywords

Elastography. Fibroscan. Non-invasive. Liver fibrosis.Resumen

Las enfermedades crónicas del hígado producen una acumulación progresiva de fibra colágena en el parénquima hepático. La biopsia hepática ha sido durante años el método de referencia para cuantificar la fibrosis hepática. Actualmente se dispone de alternativas no invasivas para cuantificar la fibrosis. La elastografía de transición (ET) o Fibroscan® cuantifica la rigidez del hígado, que es proporcional al grado de fibrosis hepática. Se dispone de estudios que han evaluado la fiabilidad y las limitaciones de la ET en sujetos sanos, en pacientes con hepatitis aguda, en diferentes enfermedades crónicas del hígado y en receptores de trasplante hepático. La ET es fiable para el diagnóstico de cirrosis hepática (Estadio 4 de Fibrosis o F4) y de fibrosis significativa (Estadio de fibrosis 2 o superior, Fe2), pero sus valores pueden variar según las características del paciente y la etiología de la enfermedad. La ET permite evitar la biopsia hepática en el 90% de los pacientes con cirrosis y hasta en el 70% de los pacientes con fibrosis significativa cuando se combina con otros métodos no invasivos.

Artículo

Evaluación histológica de la fibrosis hepática

Las enfermedades crónicas del hígado producen, independientemente de su etiología, una acumulación progresiva de fibra colágena en el parénquima hepático. La aparición de nódulos de regeneración altera la arquitectura hepática y produce un aumento de la presión portal. El aumento significativo de la presión portal es causante de la aparición de várices esofágicas y de ascitis, lo que empeora el pronóstico de la enfermedad. La cuantificación de la fibrosis hepática se ha realizado, durante años, mediante el análisis histológico de una pequeña muestra del tejido hepático (obtenida por vía percutánea o transyugular). Sin embargo, la fiabilidad de la biopsia para graduar la fibrosis es limitada. La muestra de tejido hepático representa sólo una de cada 50.000 partes del hígado, la distribución de la fibra puede ser heterogénea, se requiere un correcto procesado de la muestra y de un observador experimentado para su idónea interpretación1,2. Hay varias clasificaciones histológicas de la fibrosis hepática. La escala METAVIR y la clasificación de Scheuer3,4 gradúan la fibrosis en 5 estadios: F0 (ausencia de fibrosis), F1 (fibrosis portal), F2 (fibrosis periportal), F3 (puentes de fibrosis entre espacios porta) y F4 (cirrosis). Sin embargo, esta clasificación cualitativa del grado de fibrosis limita la detección y cuantificación de los cambios observados en biopsias de seguimiento. Por otra parte, la biopsia no está exenta de riesgos (en especial en pacientes con alteraciones de la coagulación), requiere el ingreso del paciente y de un personal experimentado para su realización, procesamiento e interpretación.

Las limitaciones de la biopsia y la evaluación periódica del paciente han impulsado la búsqueda de alternativas no invasivas para evaluar el grado de fibrosis hepática5,6. En los últimos años se han identificado multitud de marcadores serológicos implicados directa o indirectamente en el proceso de fibrosis hepática7,8,9,10. Se han desarrollado programas específicos para aumentar la fiabilidad de detección de la fibrosis hepática con el uso de las técnicas radiológicas ya existentes11,12,13. Sin embargo, el avance más importante se ha obtenido con la aparición de la elastografía de transición (ET) o Fibroscan® (FS)14.

Interpretación de los resultados obtenidos con el Fibroscan®

La ET o «elastografía por pulso unidimensional» se basa en la medición de la rigidez o elasticidad de un tejido y utiliza un pulso mecánico de vibración y una onda de ultrasonidos. Primero se emite el pulso mecánico que produce una onda elástica que se transmite a través del tejido. Segundo, la onda de ultrasonidos, que sigue la onda mecánica, mide la velocidad de propagación de la onda elástica en el interior del tejido. La velocidad de propagación de la onda elástica es proporcional a la rigidez del tejido (cuanto más duro sea el tejido más rápido se propagará la onda). El resultado se expresa en unidades de kilopascal (kPa)15.

El método comercializado que utiliza la ET para medir la rigidez del hígado se denomina Fibroscan®(FS) (Echosens, París, Francia). El FS está formado por una sonda emisora y receptora y un ordenador que procesa la información y genera una imagen de la onda elástica y el valor de la rigidez hepática en kPa. La sonda contiene un mecanismo vibrador que produce la onda mecánica y un transductor que produce la onda de ultrasonidos. La exploración se inicia con el paciente en ayunas, en decúbito supino y con el brazo derecho detrás de la cabeza. La sonda se aplica sobre la silueta hepática, entre las costillas, en la línea media axilar derecha y perpendicular al plano de la piel (figura 1). El explorador debe mantener la posición de la sonda (con el mínimo movimiento posible) y pulsar el botón para obtener 10 determinaciones válidas. La onda mecánica produce una vibración de amplitud media y de frecuencia baja (50Hz) que se propaga hasta 65mm de la superficie cutánea y el volumen de parénquima hepático evaluado es 100 veces superior al de la biopsia. En la pantalla del ordenador se genera una imagen de la onda elástica en 2 dimensiones y su morfología puede facilitar la obtención de registros válidos. Se deben realizar 10 determinaciones válidas (el ordenador determinará si la medición es válida o debe repetirse). Además de la imagen, la pantalla mostrará 3 valores que deben tenerse en cuenta: la razón o relación entre el número de mediciones válidas y el número total de mediciones, el rango intercuartílico (RIC) o variación del total de mediciones válidas con respecto a su valor mediano y el valor final de rigidez o mediana de las 10 determinaciones válidas (expresado en kPa). La exploración con el FS es rápida (5min), sencilla y su rango de detección es amplio, entre 2,5 y 75kPa. El personal no médico (preferiblemente una enfermera) puede realizar la exploración tras completar un corto aprendizaje (de 50 a 100 exploraciones), pero la interpretación de los resultados la debe realizar un médico con conocimientos amplios sobre las características y limitaciones de la técnica16.

Figura 1. Determinación de la rigidez hepática con el Fibroscan® (FS) (adaptado de Castera et al 14 ). El FS® está constituido por una sonda emisora y receptora de la onda mecánica y de ultrasonidos, así como por un ordenador. La sonda contiene un mecanismo vibrador y un transductor de ultrasonidos. La onda mecánica se propaga dentro del hígado y evalúa un volumen de parénquima 100 veces superior al de la biopsia. El valor obtenido es proporcional al grado de fibrosis hepática.

Ventajas y limitaciones del Fibroscan® en la práctica clínica

El FS permite conocer la rigidez hepática mediante una exploración no invasiva, rápida, fácil, fiable y que ofrece un valor cuantitativo proporcional al grado de fibrosis hepática (figura 1). Estas características han permitido su rápida y amplia utilización en diferentes enfermedades crónicas del hígado que requieren una evaluación de la fibrosis hepática. Fraquelli et al17 demostraron una excelente correlación tanto entre observadores como intraobservadores. Dos exploradores evaluaron 200 pacientes con un total de 800 determinaciones de rigidez hepática (400 ET cada uno). El coeficiente de correlación intraclase (CCI) global fue excelente. Sin embargo, la correlación entre observadores fue significativamente inferior en pacientes con escasa fibrosis (CCI para F0 y F1: 0,60; CCI para F2 a F4: 0,99), esteatosis (CCI para esteatosis superior o igual al 25%: 0,90; CCI para esteatosis inferior al 25%: 0,98) o con un índice de masa corporal (IMC) elevado (CCI para IMC superior o igual a 25: 0,94; CCI para IMC inferior a 25: 0,98).

Por otra parte, la validez de los resultados puede verse influida por 2 parámetros: la razón y el RIC. La razón o tasa de éxito debe ser superior al 60% para demostrar que personal experimentado ha realizado la exploración15. El RIC debe ser inferior al 30% del valor final de rigidez para conseguir una buena reproducibilidad de la técnica18. Debe tenerse en cuenta, además, las limitaciones de esta técnica. La penetración del pulso mecánico-ultrasónico puede estar disminuida o ausente en pacientes con espacios intercostales estrechos y en pacientes obesos o con ascitis15. En estos pacientes se pueden obtener registros anómalos o ausencia de registros a pesar de realizar múltiples mediciones. La tasa de fracasos en los que no se obtienen resultados oscila en torno al 4,5% de las exploraciones realizadas, y el principal factor causante es un elevado IMC19.

Fibroscan® en sujetos sanos y en pacientes con mínima fibrosis hepática (F0 y F1)

La rigidez o elasticidad hepática, medida con el FS®, en sujetos sanos es de aproximadamente 5,5±1,6kPa. Recientemente Roulot et al20 han examinado 429 sujetos sin enfermedad hepática conocida y con aminotransferasas normales. Los valores de rigidez hepática fueron más elevados en varones (5,8±1,5kPa) que en mujeres (5,2±1,6kPa) (p=0,0002) y en sujetos con un IMC superior a 30 (6,3±1,9kPa) que con un IMC inferior a 30 (5,4±1,5kPa) (p=0,0003). Tras realizar un ajuste por IMC y sexo, la rigidez hepática continuó siendo mayor en sujetos con síndrome metabólico (6,5±1,6kPa) que en sujetos sin él (5,3±1,5kPa) (p<0,0001). La biopsia hepática demostró la presencia de fibrosis portal y signos de esteatohepatitis no alcohólica en 4 pacientes con síndrome metabólico y ET superior a 8kPa. Sin embargo, en un segundo estudio realizado en 80 sujetos sanos (potenciales donantes de lóbulo hepático derecho) a los que se les realizó una ET y una biopsia, el punto de corte óptimo para excluir la presencia de fibrosis fue llamativamente bajo (4,0kPa) y el área bajo la curva (ABC) para identificar mínima fibrosis (F1 frente a F0) fue de 0,70. Además, no se observó correlación entre la rigidez hepática y el grado de esteatosis, por lo que los autores concluyeron que el FS no es útil para detectar esteatosis en sujetos sanos21.

Por otra parte, la ET puede verse influida (especialmente en pacientes sin o con escasa fibrosis) por cualquier proceso que modifique la consistencia del hígado. Pueden observarse valores elevados del FS, sin que haya fibrosis hepática, en pacientes con congestión venosa por fallo cardíaco22, en pacientes con hipertensión biliar secundaria a colestasis extrahepática23 y en pacientes con hepatitis aguda24,25 o crónica26 con elevada inflamación o necrosis lobulillar. Además, en estos casos, se puede observar un descenso progresivo del valor obtenido con el FS paralelamente al descenso de la rigidez del hígado. Es decir, puede observarse un descenso significativo de la ET en aquellos pacientes con hepatitis aguda o con colestasis extrahepática cuando se resuelve la hepatitis24,25 o se realiza el drenaje de la vía biliar23.

Por tanto, antes de dar por válido un resultado obtenido con el FS debe tenerse en cuenta la posición del paciente, la localización de la sonda, la técnica de medición, los valores de referencia (razón y RIC), los casos en que puede no obtenerse el registro y las situaciones en las que podemos obtenerse valores anómalos de rigidez hepática.

Utilidad del Fibroscan® en pacientes con fibrosis significativa (F¿2)

En la actualidad se dispone de estudios amplios que han evaluado la precisión del FS para identificar pacientes con fibrosis significativa (F ¿ 2) y cirrosis (F4) en diferentes enfermedades crónicas del hígado (tabla 1). Sin embargo, como ocurre con otros métodos no invasivos, la mayoría de estos estudios se han realizado en pacientes con hepatitis crónica C. Los primeros estudios en pacientes con hepatitis C demostraron una excelente relación entre el estadio de fibrosis y la rigidez hepática. Ziol et al27 observaron 251 pacientes, 163 pacientes (65%) con F superior o igual a 2, una rigidez (mediana) de 5,5; 6,6; 10,3, y 30,8kPa en pacientes con estadios de fibrosis F0¿1, F2, F3 y F4, respectivamente. El ABC para identificar a los pacientes con fibrosis significativa fue de 0,79. Un valor de rigidez hepática superior o igual a 8,7kPa identificó 101 pacientes (62%), de los cuales sólo 9 tenían F1 y ninguno F0 en la biopsia. La fiabilidad diagnóstica del FS para identificar pacientes con F superior o igual a 2 puede aumentar si se lo combina con otros métodos no invasivos. Castera et al28evaluaron en 183 pacientes con hepatitis crónica C, 136 pacientes (74%) con F superior o igual a 2, el poder diagnóstico del FS solo y en combinación con el Fibrotest® (FT) o el test APRI. La combinación del FS y el FT mostró la mayor fiabilidad (ABC: 0,88) para identificar pacientes con F superior o igual a 2. El 95% de los pacientes con un valor de rigidez hepática superior o igual a 7,1kPa mostraron fibrosis significativa (F ¿ 2) en la biopsia (valor predictivo positivo [VPP]: 95%). Se observó concordancia entre el FS® y el FT del 70 al 80% de los casos y con la biopsia en el 84% de los pacientes con fibrosis significativa, en el 95% de los pacientes con fibrosis avanzada y en el 94% de los pacientes con cirrosis.

Tabla 1. Fiabilidad del Fibroscan® para diagnosticar fibrosis significativa (F¿2) y cirrosis hepática (F4)

Etiología

n

Prevalencia de F ¿ 2

Punto de corte F ¿ 2 (kPa)

Punto de corte F4 (kPa)

VPP

VPN

ABC

Autores

VHC

251

65%

8,8

 

88

56

0,79

Ziol et al 27

 

 

 

 

14,6

78

97

0,97

 

VHC

183

74%

7,1

 

95

48

0,83

Castera et al28

 

 

 

 

12,5

77

95

0,95

 

VHC + VIH

72

61%

4,5

 

65

61

0,72

De Lédinghen et al 29

 

 

 

 

11,8

100

82

0,97

 

VHB

170

58%

7,0

 

84

65

0,81

Marcellin et al31

 

 

 

 

10,3

48

97

0,92

 

NAFLD

67

49%

6,6

 

93

59

0,87

Yoneda et al34

 

 

 

 

17,0

64

96

0,99

 

Alcohol

147

91%

11,6 (F ¿ 3)

 

96

70

0,94

Nahon et al 37

 

 

 

 

22,7

85

82

0,87

 

CBP/CEP

95

60%

7,3

 

91

79

0,92

Corpechot et al 30

 

 

 

 

17,3

78

99

0,96

 

ECH

711

78% (n = 498)

7,2

 

90

52

0,80

Foucher et al35

ECH

775

15,5% (F4)

 

14,6

74

96

0,95

Ganne-Carrie et al 36

TH-VHC

124

43%

8,5

 

79

92

0,90

Carrión et al43

 

 

 

 

12,5

50

100

0,98

 

VHC-rLHD

56

37,5%

9,9

 

86

94

0,92

Harada et al38

 

 

 

 

26,5

83

100

0,99

 

ABC: área bajo la curva; CBP: cirrosis biliar primaria; CEP: colangitis esclerosante primaria; ECH: enfermedades crónicas del hígado; NAFLD: non-alcoholic fatty liver disease ¿enfermedad grasa del hígado no alcohólica¿; rLHD: receptor de lóbulo hepático derecho; TH: trasplante hepático; VHB: virus de la hepatitis B; VHC: virus de la hepatitis C; VIH: virus de la inmunodeficiencia humana; VPN: valor predictivo negativo; VPP: valor predictivo positivo.

Los estudios de ET en el resto de las enfermedades crónicas del hígado son todavía limitados (tabla 1). El FS ha demostrado ser superior a otros métodos no invasivos (APRI y FIB-4) para identificar fibrosis significativa en pacientes con coinfección por virus de la hepatitis C (VHC) y por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pero inferior al observado en pacientes sin coinfección (ABC: 0,72)29. Corpechot et al30 han evaluado la rigidez del hígado en 101 pacientes con enfermedades colestásicas crónicas (73 pacientes con cirrosis biliar primaria y 28 pacientes con colangitis esclerosante primaria). Los autores identificaron con gran precisión a pacientes con fibrosis significativa (ABC: 0,92), F superior o igual a 3 (ABC: 0,95) y cirrosis (ABC: 0,97). El valor de rigidez hepática óptimo (7,3kPa) para identificar pacientes con F superior o igual a 2 (VPP: 91%) fue similar al descrito en pacientes con infección crónica por VHC. En pacientes con hepatitis crónica B, el FS también ha demostrado una elevada fiabilidad para identificar a pacientes con fibrosis significativa. Marcellin et al31 mostraron un rendimiento elevado del FS para identificar F superior o igual a 2 (ABC: 0,81) y un valor de rigidez hepática muy similar al descrito en pacientes con hepatitis crónica C (7,2kPa). Sin embargo, la actividad necroinflamatoria, la concentración de aminotransferasas y el tratamiento antivírico pueden modificar (independientemente del estadio de fibrosis) los valores de ET en pacientes con hepatitis B32. Respecto a la NAFLD (non-alcoholic fatty liver disease¿enfermedad grasa del hígado no alcohólica¿), su diagnóstico, en la actualidad, es esencialmente histológico. Esta entidad se caracteriza por incluir un amplio espectro de afecciones hepáticas que van desde una esteatosis simple (con o sin componente inflamatorio y escasa fibrosis) a una NASH (non-alcoholic steatohepatitis ¿esteatohepatitis no alcohólica¿) que se asocia a fibrosis y cirrosis33. Sin embargo, su elevada prevalencia y la necesidad de seguir estrechamente a estos pacientes (especialmente los casos con NASH) han promovido la búsqueda de alternativas a la biopsia para identificar los casos más graves. La edad y la resistencia a la insulina se han mostrado predictivos de fibrosis avanzada; sin embargo, esta relación no se ha observado tan claramente en los estudios de seguimiento. Recientemente, Yoneda et al34 han demostrado el elevado valor diagnóstico de la ET para identificar fibrosis significativa y cirrosis en pacientes con NAFLD. Sin embargo, son necesarios más estudios y con un mayor número de pacientes para identificar los valores de referencia de ET en las diferentes presentaciones de la enfermedad grasa del hígado no asociada a alcohol.

Utilidad del Fibroscan® en pacientes con fibrosis avanzada (F¿3) o cirrosis (F4)

El FS muestra una elevada fiabilidad para identificar precozmente a pacientes con fibrosis avanzada (F¿3) o cirrosis (F4). Sin embargo, los valores óptimos para diagnosticar cirrosis pueden variar según la etiología de la enfermedad hepática (tabla 1). Los estudios clásicos de Ziol et al27 y Castera et al28demostraron un elevado poder diagnóstico para identificar cirrosis hepática en pacientes con hepatitis crónica C (ABC: 0,97 y 0,95 respectivamente). Además, el valor óptimo de rigidez hepática fue muy similar en ambos estudios, 14,5kPa (valor predictivo negativo [VPN]: 97%) y 12,5kPa (VPN: 95%), respectivamente. Estudios multicéntricos y con un número elevado de pacientes con diferentes enfermedades crónicas del hígado han demostrado la elevada fiabilidad del FS para identificar cirrosis hepática35,36, incluso en pacientes con esteatosis. En un estudio que incluyó 775 pacientes con diferentes enfermedades crónicas del hígado, el ABC para identificar cirrosis fue de 0,95 y el valor diagnóstico de rigidez fue de 14,6kPa. Al analizar a los 80 pacientes (10%) que mostraron discrepancia con la biopsia se observó que los pacientes sin cirrosis y con ET superior a 14,6kPa (n=45) presentaban puentes de fibrosis (F3) en 27 pacientes (60%) y presentaban fibrosis periportal (F2) en 10 pacientes (22%). Por el contrario, los pacientes con cirrosis y ET inferior o igual a 14,6kPa (n=35) presentaban macronódulos en 10 casos (29%) y ausencia de actividad en 25 casos (71%)36. Sin embargo, el valor de rigidez óptimo para diagnosticar cirrosis hepática en pacientes con: enfermedades colestásicas30, NAFLD34, ingesta enólica crónica37 o receptores de lóbulo hepático derecho de donante vivo38 es claramente superior al descrito en pacientes con hepatitis crónica C.

Utilidad del Fibroscan® en pacientes con hipertensión portal

El método por excelencia para medir la presión portal es la determinación del gradiente de presión portal (GPP). El GPP es una técnica altamente reproducible, fiable y representativa de la presión portal. Varios estudios han hallado una excelente correlación entre el grado de fibrosis y el valor del GPP39 sin embargo, al igual que ocurre con la biopsia, se trata de un método invasivo que requiere de material y de personal especializado. La presencia de várices esofágicas y la aparición de ascitis son signos de hipertensión portal clínicamente significativa (GPP¿10mmHg)40. Hay un interés creciente para identificar, de forma precoz y no invasiva, a aquellos pacientes con elevado riesgo de desarrollo de descompensación clínica y várices esofágicas debido a su peor pronóstico. La ecografía Doppler puede identificar signos de hipertensión portal como la esplenomegalia, la circulación colateral, el aumento de la vena porta y la disminución de la velocidad del flujo portal o la aparición de ascitis, pero estos signos no permiten cuantificar la presión portal. Recientemente, se ha descrito la excelente correlación que hay entre la rigidez hepática y el GPP. Hasta la fecha al menos en 3 estudios, 2 en pacientes con cirrosis41,42 y otro estudio en pacientes con trasplante hepático (TH)43, se ha demostrado una excelente correlación entre el FS y el GPP. Vizzutti et al42demostraron una correlación muy elevada entre la rigidez hepática y el GPP (r=0,81; p<0,001) en 61 pacientes con fibrosis avanzada (F3 o F4). El 97% de los pacientes con hipertensión portal clínicamente significativa (GPP¿10mmHg) presentaba un valor de ET superior a 13,6kPa. La correlación entre la ET y el GPP fue excelente en pacientes con GPP inferior a 10mmHg (r=0,81; p<0,001), fue peor en pacientes con valores superiores (GPP>10mmHg) (r=59; p<0,001), fue pobre para identificar la presencia de várices esofágicas y no se observó correlación entre la ET y el tamaño de las várices. Recientemente, un estudio en 298 pacientes con cirrosis hepática ha demostrado que los pacientes con várices esofágicas presentan valores de rigidez hepática superiores y que un valor superior o igual a 21,5kPa tiene una sensibilidad y especificidad para identificar la presencia de várices esofágicas del 76 y del 78%, respectivamente44. Sin embargo, el mejor factor predictivo de riesgo de hemorragia es el tamaño de las várices (determinado por vía endoscópica)40 debido a la diferencia individual existente entre la presión portal y la resistencia de las venas colaterales.

Utilidad del Fibroscan® en pacientes con trasplante hepático

En torno al 40 o 50% de los pacientes en la lista de espera para TH están infectados por el VHC. La reinfección del injerto se produce siempre45 y provoca una recurrencia acelerada de la enfermedad en una proporción importante de pacientes46. La rápida progresión de la enfermedad obliga a una continua evaluación histológica de estos pacientes47. La determinación del GPP ha demostrado ser, incluso, más sensible que la biopsia para identificar a pacientes con enfermedad grave y riesgo de descompensación clínica48. Sin embargo, tanto la biopsia hepática como la determinación del GPP son técnicas invasivas. Hasta la fecha, sólo se dispone de datos preliminares sobre la utilidad de los marcadores serológicos «directos» de fibrosis en pacientes con TH49. Recientemente, se ha evaluado la fiabilidad del FS en 135 pacientes con recidiva C tras el TH43. Se realizaron un total de 169 biopsias hepáticas y 129 estudios hemodinámicos (GPP) pareados con la determinación de rigidez hepática. Este estudio demostró una buena asociación entre el estadio de fibrosis y la rigidez hepática y una excelente correlación entre el GPP y la rigidez hepática (figura 2). El ABC para el diagnóstico de fibrosis significativa (F¿2) y de hipertensión portal (GPP¿6mmHg) fue de 0,90 y de 0,93, respectivamente. El FS parece, por tanto, ser una excelente herramienta para el seguimiento de pacientes con recidiva C tras el TH y recientemente también se ha descrito su utilidad en receptores de lóbulo hepático derecho de donante vivo38. Recientemente, el grupo de Barcelona ha presentado los primeros resultados prospectivos de la ET en pacientes con TH-VHC50. El estudio analizó la diferente progresión de la rigidez hepática en pacientes con presencia o ausencia de fibrosis significativa o hipertensión portal al año del TH. Para esto se realizaron 4 determinaciones de ET (a los 3, 6, 9 y 12 meses tras el TH) en 52 pacientes con recidiva C. A todos los pacientes se les realizó una biopsia hepática al año y se determinó el GPP en 49. Se observó un aumento progresivo de la ET en pacientes con F superior o igual a 2 (0,66kPa por mes) o GPP superior o igual a 6mmHg (0,67kPa por mes) superior a los pacientes con F0 y F1 (0,03kPa por mes) o GPP inferior a 6mmHg (0,01kPa por mes) (p<0,001 en ambos casos) (figura 3).

Figura 2. Correlación entre la Elastografía de transición (ET) y el gradiente de presión portal (GPP). Figura 2 A) Correlación lineal positiva entre la ET y el GPP, según el coeficiente de correlación de Pearson (r=0,84). Figura 2 B) Un valor de ET superior o igual a 8,7kPa identificó a todos los pacientes con recidiva C tras el TH y GPP superior o igual a 10mmHg. Cada punto representa un valor de ET según el GPP. La línea transversal es el valor (mediana) de ET en cada categoría de GPP. La línea punteada representa el valor de rigidez hepática óptimo (8,7kPa) para identificar pacientes con hipertensión portal (GPP¿6mmHg).

Figura 3. Progresión de la rigidez hepática en pacientes con presencia o ausencia de fibrosis significativa o hipertensión portal al año del trasplante hepático. La figura muestra un aumento progresivo y rápido de la rigidez hepática (kPa por mes) en pacientes con fibrosis significativa (F¿2) o hipertensión portal (GPP¿6mmHg) en comparación con los pacientes con mínima fibrosis (F0¿1), presión portal normal (GPP>6) o sin infección por virus de la hepatitis C.

Conclusiones

Las características propias del Fibroscan® como técnica no invasiva, fácil, rápida, reproducible y fiable, lo convierten en la alternativa a la biopsia más importante para identificar fibrosis significativa o cirrosis. El personal no médico puede realizar la exploración tras un corto aprendizaje. Sin embargo, la interpretación de los resultados debe ser realizada por personal con conocimientos sobre las propiedades y limitaciones de la técnica. La fiabilidad diagnóstica del FS es elevada, pero los valores de referencia pueden variar según las características del paciente, la etiología de la enfermedad y la presencia de factores que modifiquen la consistencia del hígado. Por todo esto, es recomendable la realización de mediciones repetidas y el seguimiento de los pacientes. Además, la combinación con otros métodos no invasivos puede mejorar sus resultados, aunque se requieren más estudios que evalúen estas posibilidades.

Preguntas para el test5:

¿Que factores pueden influir negativamente en la obtención del valor del FS?

    • Respuesta: la colocación errónea de la sonda, una técnica inadecuada, una mala posición del paciente y características como unos espacios intercostales estrechos, obesidad o ascitis. Por otra parte, cualquier factor que modifique la consistencia del hígado, independientemente de la cantidad de fibrosis, puede producir un incremento anómalo de los resultados.

¿Es importante el RIC a la hora de considerar válido el resultado expresado por el FS?

    • Respuesta: sí, el RIC muestra la dispersión de los valores válidos con respecto al valor final. Cuanto mayor es la dispersión del conjunto de valores, menos representativa (del conjunto) es su mediana.

    • Actualmente se recomienda reevaluar a los pacientes en los que se obtiene un RIC superior al 30% del valor final.

¿La elastografía hepática puede identificar la presencia y el tamaño de las várices esofágicas?

    • Respuesta: en pacientes con cirrosis hepática y también en pacientes con recidiva C tras el TH, el FS ha demostrado poseer una buena correlación con el gradiente de presión portal, pero es escasa con la presencia de várices esofágicas y está ausente con el tamaño de las várices.

¿El FS puede ser útil en pacientes con TH?

    • Respuesta: hay varios estudios en pacientes con recidiva C tras el TH que han demostrado una buena correlación entre la rigidez hepática y el estadio de fibrosis. Además, recientemente el FS ha demostrado ser útil para identificar precozmente a pacientes con hipertensión portal en los que estaría indicado iniciar tratamiento antivírico dado su peor pronóstico.

¿Cuál es el método no invasivo más fiable para identificar pacientes con fibrosis hepática?

    • Respuesta: las características del FS lo convierten en la alternativa más importante a la biopsia hepática para identificar pacientes con fibrosis significativa o cirrosis. Pero, probablemente, la combinación de varios métodos no invasivos sea superior a la utilización de cada uno de éstos por separado. Sin embargo, todavía son necesarios más estudios que evalúen esta posibilidad.

Bibliografía

1.Perrillo R.P. The role of liver biopsy in hepatitis C Hepatology. 1997;26:57S-61S. 
Medline
2.Saadeh S, Cammell G, Carey WD, Younossi Z, Barnes D, Easley K. The role of liver biopsy in chronic hepatitis C Hepatology. 2001;33:196-200. 
Medline
3.Bedossa P, Poynard T, The METAVIR Cooperative Study Group. An algorithm for the grading of activity in chronic hepatitis C Hepatology. 1996;24:289-293. 
Medline
4.Scheuer P.J. The nomenclature of chronic hepatitis: Time for a change J Hepatol. 1995;22:112-114. 
Medline
5.Manning DS, Afdhal N.H. Diagnosis and quantitation of fibrosis Gastroenterology. 2008;134:1670-1681. 
Medline
6.Pinzani M, Vizzutti F, Arena U, Marra F. Technology insight: Non invasive assessment of liver fibrosis by biochemical scores and elastography Nat Clin Pract Gastroenterol Hepatol. 2008;5:95-106. 
Medline
7.Forns X, Ampurdanes S, Llovet JM, Aponte J, Quinto L, Martínez-Bauer E, et-al. Identification of chronic hepatitis C patients without hepatic fibrosis by a simple predictive model Hepatology. 2002;36:986-992. 
Medline
8.Fontana RJ, Goodman ZD, Dienstag JL, Bonkovsky HL, Naishadham D, Sterling RK, et-al. Relationship of serum fibrosis markers with liver fibrosis stage and collagen content in patients with advanced chronic hepatitis C Hepatology. 2008;47:789-798. 
Medline
9.Poynard T, Morra R, Halfon P, Castera L, Ratziu V, Imbert-Bismut F, et-al. Meta-analyses of Fibrotest diagnostic value in chronic liver disease BMC Gastroenterol. 2007;7:40-40. 
Medline
10.Rosenberg WM, Voelker M, Thiel R, Becka M, Burt A, Schuppan D, et-al. Serum markers detect the presence of liver fibrosis: A cohort study Gastroenterology. 2004;127:1704-1713. 
Medline
11.Aguirre DA, Behling CA, Alpert E, Hassanein TI, Sirlin C.B. Liver fibrosis: Non invasive diagnosis with double contrast material-enhanced MR imaging Radiology. 2006;239:425-437. 
Medline
12.Colli A, Fraquelli M, Andreoletti M, Marino B, Zuccoli E, Conte D. Severe liver fibrosis or cirrhosis: Accuracy of US for detection--analysis of 300 cases Radiology. 2003;227:89-94. 
Medline
13.Romero-Gómez M, Gómez-González E, Madrazo A, Vera-Valencia M, Rodrigo L, Pérez-Álvarez R, et-al. Optical analysis of computed tomography images of the liver predicts fibrosis stage and distribution in chronic hepatitis C Hepatology. 2008;47:810-816. 
Medline
14.Castera L, Forns X, Alberti A. Non-invasive evaluation of liver fibrosis using transient elastography J Hepatol. 2008;48:835-847. 
Medline
15.Sandrin L, Fourquet B, Hasquenoph JM, Yon S, Fournier C, Mal F, et-al. Transient elastography: A new noninvasive method for assessment of hepatic fibrosis Ultrasound Med Biol. 2003;29:1705-1713.
Medline
16.Kettaneh A, Marcellin P, Douvin C, Poupon R, Ziol M, Beaugrand M, et-al. Features associated with success rate and performance of Fibroscan measurements for the diagnosis of cirrhosis in HCV patients: A prospective study of 935 patients Journal of Hepatology. 2007;46:628-634. 
Medline
17.Fraquelli M, Rigamonti C, Casazza G, Conte D, Donato MF, Ronchi G, et-al. Reproducibility of transient elastography in the evaluation of liver fibrosis in patients with chronic liver disease Gut. 2007;56:968-973. 
Medline
18.Lucidarme D, Foucher J, Le Bail B, Costera L, Villars S, Forzy G, et-al. The ratio interquartile range/median value of liver stiffness measurement is a key factor of accuracy of transient elastography (Fibroscan®) for the diagnosis of liver fibrosis Hepatology. 2007;46:318A-318A. 
19.Foucher J, Castera L, Bernard PH, Adhoute X, Laharie D, Bertet J, et-al. Prevalence and factors associated with failure of liver stiffness measurement using Fibroscan in a prospective study of 2114 examinations European Journal of Gastroenterology &Hepatology. 2006;18:411-412. 
20.Roulot D, Czernichow S, Le Clesiau H, Costes JL, Vergnaud AC, Beaugrand M. Liver stiffness values in apparently healthy subjects: Influence of gender and metabolic syndrome J Hepatol. 2008;48:606-613. 
Medline
21.Kim KM, Choi WB, Park SH, Yu E, Lee SG, Lim YS, et-al. Diagnosis of hepatic steatosis and fibrosis by transient elastography in asymptomatic healthy individuals: A prospective study of living related potential liver donors Journal of Gastroenterology. 2007;42:382-388. 
Medline
22.Lebray P, Varnous S, Charlotte F, Varaut A, Poynard T, Ratziu V. Liver stiffness is an unreliable marker of liver fibrosis in patients with cardiac insufficiency Hepatology. 2008;48:2089-2089. 
Medline
23.Millonig G, Reimann FM, Friedrich S, Fonouni H, Mehrabi A, Buchler MW, et-al. Extrahepatic cholestasis increases liver stiffness (Fibroscan) irrespective of fibrosis Hepatology. 2008;48:1718-1723. 
Medline
24.Arena U, Vizzutti F, Corti G, Ambu S, Stasi C, Bresci S, et-al. Acute viral hepatitis increases liver stiffness values measured by transient elastography Hepatology. 2008;47:380-384. 
Medline
25.Sagir A, Erhardt A, Schmitt M, Haussinger D. Transient elastography is unreliable for detection of cirrhosis in patients with acute liver damage Hepatology. 2008;47:592-595. 
Medline
26.Arena U, Vizzutti F, Abraldes JG, Corti G, Stasi C, Moscarella S, et-al. Reliability of transient elastography for the diagnosis of advanced fibrosis in chronic hepatitis C Gut. 2008;57:1288-1293. 
Medline
27.Ziol M, Handra-Luca A, Kettaneh A, Christidis C, Mal F, Kazemi F, et-al. Non invasive assessment of liver fibrosis by measurement of stiffness in patients with chronic hepatitis C Hepatology. 2005;41:48-54. 
Medline
28.Castera L, Vergniol J, Foucher J, Le Bail B, Chanteloup E, Haaser M, et-al. Prospective comparison of transient elastography, Fibrotest, APRI, and liver biopsy for the assessment of fibrosis in chronic hepatitis C Gastroenterology. 2005;128:343-350. 
Medline
29.De Lédinghen V, Douvin C, Kettaneh A, Ziol M, Roulot D, Marcellin P, et-al. Diagnosis of hepatic fibrosis and cirrhosis by transient elastography in HIV/hepatitis C virus-coinfected patients Jaids-Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes. 2006;41:175-179. 
30.Corpechot C, El Naggar A, Poujol-Robert A, Ziol M, Wendum D, Chazouilleres O, et-al. Assessment of biliary fibrosis by transient elastography in patients with PBC and PSC Hepatology. 2006;43:1118-1124. 
Medline
31.Marcellin P, Ziol M, Bedossa P, Douvin C, Poupon R, de LV, et al. Non-invasive assessment of liver fibrosis by stiffness measurement in patients with chronic hepatitis B. Liver Int 2008. 
32.Oliveri F, Coco B, Ciccorossi P, Colombatto P, Romagnoli V, Cherubini B, et-al. Liver stiffness in the hepatitis B virus carrier: A non-invasive marker of liver disease influenced by the pattern of transaminases World J Gastroenterol. 2008;14:6154-6162. 
Medline
33.Angulo P. Nonalcoholic fatty liver disease N Engl J Med. 2002;346:1221-1231. 
Medline
34.Yoneda M, Yoneda M, Mawatari H, Fujita K, Endo H, Iida H, et-al. Noninvasive assessment of liver fibrosis by measurement of stiffness in patients with nonalcoholic fatty liver disease (NAFLD) Dig Liver Dis. 2008;40:371-378. 
Medline
35.Foucher J, Chanteloup E, Vergniol J, Castera L, Le Bail B, Adhoute X, et-al. Diagnosis of cirrhosis by transient elastography (Fibroscan): A prospective study Gut. 2006;55:403-408. 
Medline
36.Ganne-Carrie N, Ziol M, De Ledinghen V, Douvin C, Marcellin P, Castera L, et-al. Accuracy of liver stiffness measurement for the diagnosis of cirrhosis in patients with chronic liver diseases Hepatology. 2006;44:1511-1517. 
Medline
37.Nahon P, Kettaneh A, Tengher-Barna I, Ziol M, De Lédinghen V, Douvin C, et-al. Assessment of liver fibrosis using transient elastography in patients with alcoholic liver disease J Hepatol. 2008;49:1062-1068. 
Medline
38.Harada N, Soejima Y, Taketomi A, Yoshizumi T, Ikegami T, Yamashita YI, et-al. Assessment of graft fibrosis by transient elastography in patients with recurrent hepatitis C after living donor liver transplantation Transplantation. 2008;85:69-74. 
Medline
39.Vanleeuwen DJ, Howe SC, Scheuer PJ, Sherlock S. Portal-hypertension in chronic hepatitis-Relationship to morphological-changes Gut. 1990;31:339-343. 
Medline
40.Bosch J, Abraldes JG, Groszmann R. Current management of portal hypertension J Hepatol. 2003;38:S54-S68. 
Medline
41.Lemoine M, Katsahian S, Ziol M, Nahon P, Ganne-Carrie N, Kazemi F, et-al. Liver stiffness measurement as a predictive tool of clinically significant portal hypertension in patients with compensated hepatitis C virus or alcohol-related cirrhosis Aliment Pharmacol Ther. 2008;28:1102-1110. 
Medline
42.Vizzutti F, Arena U, Romanelli RG, Rega L, Foschi M, Colagrande S, et-al. Liver stiffness measurement predicts severe portal hypertension in patients with HCV-related cirrhosis Hepatology. 2007;45:1290-1297. 
Medline
43.Carrion JA, Navasa M, Bosch J, Bruguera M, Gilabert R, Forns X. Transient elastography for diagnosis of advanced fibrosis and portal hypertension in patients with hepatitis C recurrence after liver transplantation Liver Transplantation. 2006;12:1791-1798. 
Medline
44.Castera L, Bail BL, Roudot-Thoraval F, Bernard PH, Foucher J, Merrouche W, et-al. Early detection in routine clinical practice of cirrhosis and oesophageal varices in chronic hepatitis C: Comparison of transient elastography (Fibroscan) with standard laboratory tests and non-invasive scores J Hepatol. 2009;50:59-68. 
Medline
45.García-Retortillo M, Forns X, Feliu A, Moitinho E, Costa J, Navasa M, et-al. Hepatitis C virus kinetics during and immediately after liver transplantation Hepatology. 2002;35:680-687. 
Medline
46.Berenguer M, López-Labrador FX, Wright T.L. Hepatitis C and liver transplantation J Hepatol. 2001;35:666-678. 
Medline
47.Neumann UP, Berg T, Bahra M, Seehofer D, Langrehr JM, Neuhaus R, et-al. Fibrosis progression after liver transplantation in patients with recurrent hepatitis C J Hepatol. 2004;41:830-836. 
Medline
48.Blasco A, Forns X, Carrion JA, García-Pagan JC, Gilbert R, Rimola A, et-al. Hepatic venous pressure gradient identifies patients at risk of severe hepatitis C recurrence after liver transplantation Hepatology. 2006;43:492-499. 
Medline
49.Pungpapong S, Nunes DP, Krishna M, Nakhleh R, Chambers K, Ghabril M, et-al. Serum fibrosis markers can predict rapid fibrosis progression after liver transplantation for hepatitis C Liver Transpl. 2008;14:1294-1302. 
Medline
50.Carrion JA, Forns X, Navasa M. Early assessment of liver stiffness identifies two different patterns of liver fibrosis progression in patients with hepatitis C recurrence after liver transplantation (abstract) Journal of Hepatology. 2008;11:48A-48A. 


GASTROLYZER, MONITOR DE HIDROGENO EXPIRADO

1. Definición y objetivos

El GASTROLYZER es un monitor de hidrogeno utilizado para medir los niveles de hidrogeno en el aire expirado. Esta ideado para ser utilizado en múltiples pacientes por parte de profesionales de la salud en un entorno clínico.

Las bacterias producen hidrogeno (H2) en el lumen intestinal al actuar sobre los carbohidratos en el intestino delgado o el grueso, este H2 pasa al torrente sanguíneo y luego a los alveolos pudiendo ser detectado en el aire expirado (Descrito por Levitt 1969), de este modo la medición precisa del H2 en partes por millón (ppm) en el aire espirado puede revelar una descomposición anormal y/o problemas en la absorción de los carbohidratos.

2. Población objeto (a quién va dirigida la guía (tipo de población) y que profesionales la van a utilizar)

Está diseñado para su uso en múltiples pacientes desde infantes menores hasta adultos ancianos por parte de profesionales de la salud en un entorno clínico.

Posee un sensor de Hidrogeno muy sensible y un sistema de muestreo que se adapta según la edad y condiciones físicas del paciente: Boquilla de cartón desechable o una mascarilla ajustable al rostro del paciente que permiten tomar la muestra de aire higiénicamente, además la pantalla táctil puede ser programada para que la retención del aire antes de la muestra sea acorde al estado físico del paciente. La pantalla también ofrece una visualización de los resultados en partes por millón y en un formato de tabla o grafico.

3. Introducción a la elaboración (aclarar si es nueva, adaptada o adoptada y las particularidades del diseño)

Levitt en 1969 demostró la correlación entre la producción de H2 en el lumen intestinal y la excreción de H2 en el aire expirado. De este modo la medición precisa del H2 en partes por millón (ppm) en el aire espirado puede revelar una descomposición anormal y /o problemas de absorción de los carbohidratos.

- Es una guía nueva, no adaptada de otra.

4. Aspectos relevantes en diagnóstico clínico y examen físico

Criterios clínicos de inclusión:

• Pacientes desde infantes menores hasta pacientes adultos ancianos.

Criterios Clínicos de exclusión:

• Pacientes fumadores incapaces de abandonar el cigarrillo por más de 12 horas previas al procedimiento y durante este.

• Pacientes con alguna alteración del sistema respiratorio

• Pacientes con enfermedades respiratorias aun no sanos. (Gripa, Bronquitis etc.)

• Pacientes con recientes cirugías abdominales, se debe esperar por lo menos tres meses para hacer la prueba.

5. Diagnóstico diferencial No aplica

6. Medios diagnósticos (incluyendo nivel de evidencia)

Clínicos: Examen Físico, historial clínico.

Laboratorios: Laboratorios de rutina en casos de diarreas crónicas o sobre crecimiento bacteriano en paciente anciano o diabético. Tratamiento (incluyendo nivel de evidencia)

La toma de muestras del aire expirado con el dispositivo GASTROLYZER es una prueba fácil y cómoda, primero, se debe hacer una toma de muestra basal al paciente, enseguida se le administra a este una solución preparada con la sustancia que se va a investigar y luego se procede a tomar varias muestras con espacios de tiempo entre cada una de ellas para así lograr el resultado ideal de los niveles de intolerancia y/o sobre crecimiento bacteriano que pueda llegar a tener el paciente y que se van mostrando en la pantalla del dispositivo en (ppm) partes por millón, en grafico o en tabla durante el proceso de la prueba.

- En los estudios revisados, no determinan nivel de evidencia ni recomendación.

7. Prevención y desenlaces (Posibles evoluciones del cuadro)

ESPERADA:

• El GASTROLYZER se puede usar para indicar los siguientes trastornos:

- Deficiencia de descomposición de carbohidratos.

- Problemas de absorción de los carbohidratos.

- Intolerancia a la Lactosa.

- Sobre crecimiento bacteriano.

- Determinación del tiempo de transito por los intestinos.

• Posibles Situaciones clínicas indeseables:

- Imposibilidad del paciente para ingerir la solución a examinar.

- Vomito.

- Pacientes con problemas por ayuno largo.

PACIENTE CON GRADO DE INTOLERANCIA A LOS CARBOHIDRATOS / SOBRECRECIMIENTO BACTERIANO

EVALUACION CLINICA POR ESPECIALISTA DEL GRUPO

CRITERIOS DE INCLUSION / EXCLUSION

PACIENTE APTO PARA PRUEBA DE HIDROGENO EN AIRE EXPIRADO.

EVALUACION POR GRUPO GASTROENTEROLOGIA.

TOMA DE LA MUESTRA CON DISPOSITIVO GASTROLYZER

SEGUIMIENTO POR GRUPO TRATANTE

FIN DEL PROCESO

 

9. Referencias bibliográficas



1- Levitt, M.D. (1969) “Productions and excretions of hidrogen gas in man. New England, Journal Medical 281: 122, 127.

2- Levitt, M.D. (1990) Evaluation of hand – held hydrogen monitor in the diagnosis of intestinal lactose deficiency. Ann. Clinical Biochem. 1990, 499-500  


De Interes

01 2012 feb
28 2012 ene

Consentimientos

Descargue los consentimientos de acuerdo al procedimiento que debe realizarse
* Consentimiento para Balon gastrico
* Consentimiento para Colonoscopia
* Consentimiento para Phmetria
* Consentimiento para Esofagogastroduodenoscopia
* Consentimiento de Rectosigmoidoscopia

Preparaciones

Descargue las preparaciones de acuerdo al procedimiento que debe realizarse
* PREPARACION PARA COLONOSCOPIA TRAVAD
* PREPARACION RECTOSIGMOIDOSCOPIA ENDOCENTRO

Donde nos puedes encontrar


Ver mapa más grande
Avenida Suba # 115-58 Torre B
Consultorios 403
Telefono: (571) 3160340
Bogotá D.C. – Colombia
E-mail: endocentroltda@yahoo.com